ICE demandado por grupos de inmigración que exigen la liberación de personas de alto riesgo en centros de detención de Virginia

Hoy en RVA

WASHINGTON, DC (WRIC) – A medida que aumenta el número de casos de coronavirus en Virginia, los grupos de inmigración están exigiendo que ICE libere a las personas de alto riesgo que se encuentran recluidas en centros de detención.

La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes del Área Capital (CAIR), el Proyecto Nacional de Inmigración del Gremio Nacional de Abogados (NIPNLG) y el Centro de Justicia Legal (LAJC) presentaron una demanda contra ICE en nombre de nueve personas detenidas en centros de detención de Virginia. La demanda es una de las muchas que se presentan en todo el país.

“La detención de inmigrantes no debería ser una sentencia de muerte”, dijo Adina Appelbaum, directora del programa del Laboratorio de Impacto de Inmigración de la Coalición CAIR. “Nuestros clientes temen por sus vidas porque tienen afecciones médicas que los hacen especialmente vulnerables a enfermedades graves o la muerte si están infectados. Esto viola su derecho constitucional a la seguridad mientras están bajo custodia del gobierno. No hay otra opción: deben liberarse de inmediato ”.

La denuncia alega que los nueve demandantes están detenidos en centros de detención en Virginia que no son seguros y los ponen en “riesgo inminente de contraer la enfermedad mortal COVID-19”. Los demandantes son:

  • Francois Toure, de Guinea, que sufre de asma, diabetes límite y trastorno depresivo mayor.
  • Sisira Kumara Kumaragamage Don, de Australia, que sufre de diabetes e hipertensión.
  • Venacio Escobar Andasol, de El Salvador, tiene 65 años, lo que lo pone en alto riesgo de enfermedad grave o muerte si contrae coronavirus.
  • Alberto Hernández, una mujer transgénero de Honduras, que sufre de asma y toma cinco medicamentos al día.
  • Ronaldo López Cristales, de Guatemala, que sufre de diabetes tipo II severa y presión arterial alta.
  • Miguel Angel Chavez Ramos, de El Salvador, que sufre de diabetes tipo II severa.
  • Melvin Castro, de El Salvador, que sufre de asma, trastorno de estrés postraumático y depresión.
  • Faustino Romero Aguilón, de Guatemala, que sufre de diabetes tipo II e hipertensión.
  • Ummy Ismail Mohamed, de Tanzania, que sufre de asma, trastorno de estrés postraumático, trastorno de depresión severa y ansiedad.

“Tanto el Centro de Detención de Farmville como el Centro de Detención de Caroline permanecen lamentablemente sin preparación e incapaces de tomar las precauciones necesarias para proteger a las personas bajo su custodia contra esta enfermedad que pone en peligro la vida”, señala la queja.

ICE no ha reportado ningún caso confirmado de COVID-19 en los centros de detención de Farmville o Caroline, pero la denuncia afirma que ambos centros tienen personas que muestran síntomas del virus.

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, promulgó una orden de quedarse en casa y recomienda que las personas practiquen el distanciamiento social y se laven las manos regularmente. La demanda dice que “tales medidas de distanciamiento e higiene son imposibles de lograr en los centros de detención abarrotados”.

Los defensores de la inmigración dijeron en su demanda que las personas se mantienen en estrecha proximidad entre sí y que no hay suficiente jabón o desinfectante para manos en los centros de detención de ICE.

ICE emitió una declaración refutando estas afirmaciones, diciendo que los detenidos enfermos están separados si están enfermos u hospitalizados. ICE dijo que se proporciona jabón en las duchas y lavabos y que el personal dispone de desinfectante para manos.

En el centro de detención de Farmville, los detenidos se alojan en grupos, a veces hasta 85 personas en un dormitorio, según la demanda.

“Cerca de 70 personas usan los baños y no se desinfectan ni desinfectan de manera regular o exhaustiva. Los dormitorios no están siendo desinfectados o limpiados de manera diferente por la instalación ”, afirma la demanda.

Una persona en el Centro de Detención de Caroline fue enviada al hospital para hacerse la prueba de COVID-19, según la demanda. El dormitorio en el que residían fue puesto en cuarentena y se pidió a las personas que permanecieran a seis pies de distancia.

“[Los] Demandados han sometido a los Demandantes a condiciones de reclusión que aumentan su riesgo de contraer COVID-19, para el cual no se conoce ninguna vacuna, tratamiento o cura”, según la demanda.

La abogada Kristin Donovan del Centro de Justicia Legal Aid dijo a 8News que esta demanda involucra asuntos de vida o muerte. Esperan tener una solución a esto en las próximas semanas.

En su sitio web, ICE declara que tienen pautas establecidas para evitar que COVID-19 llegue a los centros de detención, tales como “proporcionar a los detenidos jabón para la ducha y jabón de manos para lavarse las manos, ICE proporciona desinfectante a base de alcohol en las entradas y salidas de los visitantes, áreas de espera y para el personal y los detenidos en un lugar seguro siempre que sea posible “.

El sitio web también dice que ICE evalúa a los detenidos que pueden tener un mayor riesgo de contactarse con el virus y liberaron a más de 160 personas.

Sin embargo, sus pautas de COVID-19 no especifican cómo se examinaría a las personas detenidas para detectar COVID-19 o cuántas ya se han realizado para detectar el virus.

“Además de garantizar la seguridad de nuestros clientes, esperamos que, como resultado de esta demanda, ICE aprecie la urgencia de la amenaza que COVID-19 representa para los detenidos vulnerables y libere a otras personas con condiciones que también los ponen en alto riesgo”. “, Dijo el abogado del Centro de Justicia Legal Aid Donovan a 8News.

Copyright 2020 Nexstar Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

StormTracker 8

Trending Stories

More Trending Stories

Don't Miss

More Don't Miss

Local Events